Gutxitasun fisikoa edo/ta organikoa duten Bizkaiko pertsonak Personas con discapacidad física y/u orgánica de Bizkaia

Estás en: >
Noticias
Noticias
Domingo, 26 de Mayo de 2019

FEKOOR DENUNCIA DISCRIMINACIÓN A LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD USUARIAS DE BILBOBÚS Y RECLAMA ACCESIBILIDAD A TODAS LÍNEAS Y SUS UNIDADES

Como consecuencia de la discriminación y el mal trato que ha recibido nuestra compañera Begoña Majo por parte de un conductor de la línea 77 de Bilbobús que gestiona Veolia, la Federación Coordinadora de Personas con Discapacidad Física y/u Orgánica de Bizkaia ha denunciado esta vulneración de los derechos humanos fundamentales ante el Ayuntamiento de Bilbao y a Veolia, la empresa que gestiona el servicio. No se trata de un hecho aislado, es una situación que viven muchos de nuestros compeñeros y compañeras que evidencia las dificultades que tenemos para participar en la sociedad con los mismos derechos e igualdad de oportunidades.

10/11/2011
Comparte esta noticia » imprimir enviar noticia
FEKOOR DENUNCIA DISCRIMINACIÓN A LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD USUARIAS DE BILBOBÚS Y RECLAMA ACCESIBILIDAD A TODAS LÍNEAS Y SUS UNIDADES
Enlaces relacionados:

Fekoor ha denunciado ante al Ayuntamiento de Bilbao la discriminación y el mal trato que sufrió nuestra compañera Begoña Majo al intentar hacer uso del servicio de transporte municipal, en concreto un Bilbobús de la Línea 77. El chófer de esta unidad se negó a mover unos metros el vehículo para desplegar la rampa obstaculizada por una papelera, lo que obligó a que Begoña tuviera que ser ayudada a subir al autobús por varios ciudadanos que reaccionaron espontáneamente ante este auténtico atropello de sus derechos y flagrante discriminación. Además, este inaceptable incidente no terminó ahí.
La falta de profesionalidad y la mala fe del conductor se volvieron a poner de manifiesto cuando nuestra compañera le pidió explicaciones que no recibieron respuesta alguna. Esta persona se limitó a ignorarla como si fuera invisible. También se negó a identificarse cuando una viajera le requirió sus datos para interponer una denuncia ante la compañía gestora del servicio municipal de transporte urbano.
Además cuando llegó a su parada y quiso bajar del autobús el chofer no realizó la maniobra correctamente y la rampa al desplegarse quedó lejos de la acera, con lo que a Begoña le tuvieron que prestar ayuda de nuevo también para bajar lo que provocó la indignación del resto de viajeros, entre ellos un periodista que se ofreció a difundir los hechos. A la vuelta, Begoña tuvo la mala suerte de volver a coincidir con el mismo conductor que tampoco se acercó a la acera y le volvió a dejar tirada en la carretera sin ninguna consideración y con el consiguiente riesgo para su integridad física. Begoña ni siquiera ha recibido una disculpa de Veolia ni de los responsables del servicio.

Lamentablemente, no se trata de una situación aislada. No es la primera vez que denunciamos que la falta de accesibilidad y los prejuicios sociales provocan que las personas con discapacidad pierdan sus derechos humanos fundamentales y no puedan vivir con la misma independencia y autonomía que el resto de la ciudadanía. Begoña solo quería hacer algo que para el resto de las personas es totalmente normal; coger un autobús público para ir a cambiar una camiseta a un comercio. 

Se da la circunstancia de que en la Calle Indalecio Prieto en la que ocurrió este incidente, Fekoor tiene un centro que presta atención a las personas con discapacidad física y orgánica de Bizkaia. Un centro en el que se gestionan programas de apoyo a la autonomía personal y a la vida independiente. Nuestra legítima aspiración a participar en la sociedad de manera autónoma se ve coartada al salir por la puerta, no por las capacidades de nuestras compañeras y compañeros, si no por las barreras y las actitudes sociales que provocan esta vulneración de los derechos humanos que para el resto de la población son básicos como es el derecho utilizar un servicio público y desplazarse para ir a una tienda, y que se niegan de manera sistemática a las personas con alguna discapacidad.

A un mes escaso de la celebración del Día Internacional de las Personas con Discapacidad tenemos motivos de sobra para poner el acento en la grave situación de discriminación en la que nos encontramos, que provoca que las personas con diversidad funcional no tengan los mismos derechos, ni podamos disfrutar de los mismos servicios en igualdad de condiciones que el resto de la ciudadanía.
"Son muchas las barreras que a día de hoy impiden a las personas con diversidad funcional vivir su propia vida de manera independiente. Las estructuras sociales, las barreras arquitectónicas y de comunicación, las actitudes y comportamientos sociales generan un entorno discapacitante que discrimina a nuestro colectivo y le sitúa en los márgenes de la exclusión", explica Juan Carlos Sola, director de Fekoor.
Las personas con discapacidad física y/u orgánica siguen enfrentándose a múltiples obstáculos a la hora de participar en su entorno, desarrollarse como personas, o beneficiarse de los recursos comunitarios. En definitiva, nuestro colectivo no goza aún del mismo nivel de bienestar social que ha alcanzado nuestra sociedad. Para FEKOOR, parte sustancial de las dificultades y desventajas que tienen las personas con discapacidad física y/u orgánica no son atribuibles a sus déficits y limitaciones sino a carencias, obstáculos y barreras que existen en el entorno social y que sitúan a este colectivo en desventaja y en riesgo de exclusión social.
La solución a este déficit democrático no puede quedar en manos de la voluntad individual y de conceptos subjetivos como la solidaridad o la empatía, sino que es responsabilidad de la administración garantizar que todas las personas sin excepción tengan los mismos derechos fundamentales y puedan formar parte activa de la sociedad en la que viven.

Opina


Listado de Comentarios

    FEKOOR. Blas de Otero, 63 bajo 48014 Bilbao(Bizkaia)/Tlf:94 405 36 66 / Fax:94 405 36 69