Gutxitasun fisikoa edo/ta organikoa duten Bizkaiko pertsonak Personas con discapacidad física y/u orgánica de Bizkaia

Estás en: >
Noticias
Noticias
Domingo, 26 de Mayo de 2019

25N: Día Internacional para la eliminación de la violencia contra las mujeres

En el Día Internacional para la eliminación de la Violencia contra las mujeres, FEKOOR denuncia la discriminación múltiple que sufren las mujeres con diversidad funcional, más vulnerables si cabe ante la violencia, y suscribe los manifiestos que han hecho públicos los movimientos de mujeres en los que participamos.

23/11/2018
Comparte esta noticia » imprimir enviar noticia

La Federación Coordinadora de Personas con Discapacidad Física y/u Orgánica de Bizkaia (FEKOOR), con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer que se celebra el 25 de noviembre, manifiesta su pública repulsa contra toda manifestación de violencia hacia las mujeres, y en particular contra las mujeres con discapacidad que se encuentran más expuestas y sufren en mayor grado situaciones de maltrato y violencia.

FEKOOR se suma a los manifiestos de referencia de las organizaciones de la discapacidad como ELKARTEAN y los de los grupos de mujeres en los que participa, como los de los Grupos de Mujeres de Margen Izquierda y Zona Minera. 

La Comisión de Mujer por la Igualdad de FEKOOR participará en la lectura reivindicativa que el Ayuntamiento de Bilbao organiza cada año.

FEKOOR hace un llamamiento a participar en los actos convocados por los movimientos de mujeres para reivindicar "que todas las mujeres y niñas con discapacidad que sufren cualquier forma de violencia, cuenten con todas las medidas, condiciones, adaptaciones, recursos y apoyos necesarios para prevenirlas, erradicarlas, así como para poder reparar el daño y rehacer una vida plena e independiente, sin que se les estigmatice ni se les prive de ninguno de sus derechos".

Ser mujer con discapacidad marca una trayectoria de múltiple discriminación  y añade barreras que dificultan el acceso en igualdad de oportunidades a la participación social y al ejercicio de la libertad individual. Una falta de libre determinación que limita los derechos fundamentales de las mujeres y que se manifiesta en todos los ámbitos de su vida. La confluencia de estos factores las convierte en un grupo con grave riesgo de sufrir algún tipo de maltrato.

Esta realidad sitúa a las mujeres y niñas con discapacidad "en una situación de alto riesgo de sufrir violencia en cualquiera de sus formas, tanto activa (maltrato físico, maltrato emocional, abuso sexual, económico...) como pasiva (cualquier otra forma de abuso, abandono o negación de su sexualidad, o de cualquiera de sus derechos), e institucional (aquella que sucede en los recursos residenciales) exponiéndolas, asimismo, a una gran diversidad de potenciales agresores en su entorno (pareja, hijos, padres, familiares, cuidadores) en diferentes escenarios (domicilio , instituciones, centros, servicios...)".

Fuentes del Parlamento Europeo cifran en el 80% el porcentaje de mujeres con discapacidad víctimas de violencia de género. Hay mujeres con discapacidad que no saben que están siendo víctimas de abusos y muchas están aisladas, sometidas y controladas por su entorno. Las mujeres con discapacidad tienen un riesgo de sufrir violencia sexual cuatro veces mayor que el resto de mujeres. La incidencia de la violencia de género en mujeres con discapacidad es entre dos y cinco veces mayor que en las mujeres en general.

Para hacer frente a esta situación reivindicamos un marco normativo que incluya a todas las mujeres y niñas víctimas de violencia y no sólo a aquéllas que sufren violencia de género (la ejercida por la pareja o ex pareja en el ámbito doméstico).
- Garantizar condiciones de accesibilidad en todos los espacios, dispositivos y recursos en todas las fases del proceso (comisaría, vehículos policiales, recursos de vivienda, etc.), así como servicios necesarios de acompañamiento y asistencia personal.

Es necesario que existan recursos adecuados y accesibles (tanto de asistencia personal como de vivienda adaptada), para rehacer una vida independiente con sus hijos/hijas, en un espacio seguro e inclusivo, y contemplar el sobrecoste de la discapacidad en las ayudas para mujeres y niñas víctimas de violencia.

Hay que asegurar la accesibilidad y la seguridad de los espacios urbanos y edificaciones considerando los puntos críticos o inseguros (por ej. considerar la iluminación en las zonas donde se ubican ascensores u otros elementos accesibles), e incluir la perspectiva de la discapacidad en los protocolos de sensibilización, prevención y atención de situaciones de violencia en los ámbitos de salud, servicios sociales, y educación, entre otros.

Es preciso garantizar que las mujeres con discapacidad, como consecuencia de la violencia sufrida, cuenten con todos los apoyos, servicios, recursos y prestaciones que necesitan, y romper los estereotipos que niegan el desarrollo de los múltiples aspectos de la dimensión sexual de las mujeres con discapacidad.

Opina


Listado de Comentarios

    FEKOOR. Blas de Otero, 63 bajo 48014 Bilbao(Bizkaia)/Tlf:94 405 36 66 / Fax:94 405 36 69