FEKOOR TRASLADA AL AYUNTAMIENTO DE BILBAO SU PUNTO DE VISTA SOBRE LA NUEVA OTA EN LAS PLAZAS DE RESERVA PMR

La Federación Coordinadora de Personas con Discapacidad Física y/u Orgánica de Bizkaia (Fekoor) mantuvo el pasado jueves un encuentro con personal técnico y de dirección del Área de Movilidad y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Bilbao, donde expuso su desacuerdo ante la nueva implantación del sistema regulado de pago por aparcamiento en lo que afecta a las personas con tarjeta de estacionamiento para personas con discapacidad y/o tarjeta europea.

Transcurridos varios meses desde la publicación de la ordenanza, el estudio posterior de la misma y de las diferentes características, modalidades y tarifas en función de si se es persona conductora o no, empadronada o foránea, llevan a Fekoor a solicitar una modificación que mantenga los derechos en relación al colectivo.

Si bien es cierto que en su día se planteó la posibilidad de implementar “tarifas simbólicas” a partir de la 2ª hora de estacionamiento en determinadas circunstancias para fomentar la rotación, esta entidad considera que las tarifas que se recogen en la ordenanza exceden en mucho lo que se podría calificar de simbólico. Algo que desde el Área de Movilidad y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Bilbao se han mostrado dispuestos a revisar y tenerlo en consideración.

De la misma manera, la Federación entiende que todavía hay variables que no están adecuadamente implantadas o informadas, como pueden ser aquéllas relacionadas con la obtención y uso del ticket de estacionamiento para personas con discapacidad (TEPD).

Si bien desde Fekoor se valora positivamente la novedad de poder aparcar en plazas ordinarias de la zona intensiva o residencial por parte de aquellas personas que cuenten con el permiso correspondiente (gratis y con tiempo ilimitado si la persona conductora tiene distintivo DES-M y 2 horas gratis en caso de ser NO conductor/a), no es menos cierto que en las otras capitales de la CAPV y en la grandísima mayoría de las ciudades del Estado ni se cobra ni se contempla cobrar ningún tipo de tarifa a las personas que cuenten con la pertinente autorización para aparcar en las plazas de reserva PMR.

La ubicación de las máquinas expendedoras es otro asunto que tampoco se puede obviar, habiéndose trasladado igualmente la necesidad de verificar dónde están situadas en relación a las plazas de reserva PMR y si cumplen los parámetros normativos para su usabilidad.

Teniendo en cuenta la mayor carga económica y menor nivel de ingresos medios de los familiares y personas con algún tipo de discapacidad (ayudas técnicas, obras de accesibilidad, medicamentos, apoyos, mayor porcentaje de desempleo…), si estas circunstancias no se revisan van a suponer un sobrecoste para muchas familias, que antes no existía, penalizando el uso del vehículo como una ayuda técnica más para las personas con discapacidad y sus familiares.

Finalmente cabe destacar que desde la citada Área del Consistorio bilbaíno, y al igual que en otras ocasiones anteriores, se ha mostrado atención, escucha activa y empatía en relación al asunto tratado. En este mismo sentido, se va a valorar el feedback que la ciudadanía en general transmita en los próximos meses y pese a que la implantación se va a realizar próximamente, desde el Área de Movilidad y Sostenibilidad se muestran receptivos y flexibles a posibles modificaciones en el funcionamiento de la nueva OTA si la situación así lo aconsejara.