Elkartean violencia mujer discapacidad

MANIFIESTO DE ELKARTEAN con motivo del 25n, día internacional DE LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

ELKARTEAN (Asociación Coordinadora de Personas con Discapacidad Física de Euskadi) como plataforma de representación, defensa y acción reivindicativa de la ciudadanía con discapacidad física, con motivo de la celebración del día 25 de noviembre, Día Internacional para la eliminación de la violencia contra la mujer, queremos hacer visible la discapacidad sobrevenida en las mujeres como consecuencia de enfrentar violencia machista.

Las discapacidades y las secuelas que muchas mujeres terminan teniendo como consecuencia de haber enfrentado cualquier tipo de violencia machista son, a día de hoy, más invisibles si cabe que la violencia que las propias mujeres con discapacidad vivimos.

Secuelas no sólo de corte físico, sino también secuelas psicológicas, emocionales y afectivas que hacen que las mujeres se queden en una situación de mayor vulnerabilidad. Pudiendo incluso derivar en enfermedades como la fibromialgia, dolor crónico, hernias discales, o en discapacidad física, como la lesión medular y de otro tipo, o discapacidad mental.

Por todo ello reivindicamos:

-Poner en las agendas políticas la realidad de las mujeres con discapacidad que enfrentamos violencia machista y nuestras necesidades.

-Visibilizar la discapacidad sobrevenida como consecuencia de la violencia machista.

-Visibilizar a aquellas mujeres que teniendo ya una discapacidad, vemos como esta se agrava por la vivencia de episodios repetidos de la violencia que enfrentamos.

-Que se agilicen los trámites del reconocimiento de la discapacidad en aquellas mujeres que hemos enfrentado violencia machista, con el objetivo de poder optar a recursos que nos permita salir de esa realidad.

-Visibilizar en los medios de comunicación tanto la violencia en mujeres con discapacidad como la discapacidad sobrevenida como consecuencia de la violencia machista, con el objetivo de concienciar y acercar la sociedad a dichas realidades.

-Incluir en las estadísticas, estudios, protocolos, etc. estas realidades.

-Que se preste una formación más amplia en esta materia, para poder dar atención de una manera integral y precisa a las mujeres con discapacidad.

-Que se asegure la disponibilidad de servicios, recursos y apoyos accesibles que garanticen a las mujeres el derecho a elegir libremente dónde, cómo y con quién vivir, sin verse obligadas a hacerlo con arreglo a un sistema de vida específico.